Importaciones chinas 2020, de los mitos a la realidad

Importaciones chinas 2020, de los mitos a la realidad
Importaciones chinas 2020, de los mitos a la realidad

 

Los datos cerrados de importación china 2020 llevan a reflexionar y cuestionar sobre las especulaciones de todo tipo generadas a lo largo del año.

2020 empezó con una epidemia en China que generaba la amenaza de un desplome de precios internacionales. Paradójicamente en 3 meses la epidemia se transformó en una pandemia sin precedentes y uno de los países menos afectados en su economía fue precisamente China.
A partir de entonces todas las miradas estuvieron puestas en la demanda de este país por ser clave para el sostenimiento de los precios internacionales de los productos lácteos. En este contexto hubieron todo tipo de especulaciones en un mercado donde por razones comerciales vendedores y compradores tratan de no “mostrar las cartas”.

Analicemos los “mitos” partiendo del supuesto de que la oferta de leche en el mundo tuvo un leve crecimiento en 2020.

Mito 1: “La demanda china es la que sostiene los precios internacionales”

Efectivamente,  el volumen total de importaciones de productos lácteos creció 12,1% respecto 2019 a 2,946 millones de toneladas.
Sin embargo cuando se analizan los litros equivalentes importados, no solo no crecieron sino que cayeron aproximadamente el 1% respecto de 2019.
Esto se explica porque los productos que más litros equivalentes demandan cayeron en volumen importado.
La importaciones de leche en polvo entera cayeron 4,0% respecto de 2019 a 644.156 Tn. Las de leche en polvo descremada cayeron 2,3 a 335.599 Tn.
Estos 2 productos representan el 82% de las importaciones de litros equivalentes desde China,  y los quesos alrededor de un 10% (en este caso el volumen de importaciones creció 12% a 129.228 Tn).
A la pregunta de por qué creció tanto la importación de productos lácteos si cayeron las importaciones litros equivalentes, la respuesta está en el fuerte crecimiento de las importaciones de suero y sus derivados 626.416 Tn que representan un incremento del 38% respecto de 2019.
Por tratarse de un subproducto de la industria del queso, el suero no insume litros equivalentes ya que los mismos se imputan al queso.
También hubo un significativo aumento de las importaciones de leches fluidas, pero se trata de un producto que en la conversión a litros equivalentes/Tn demanda muy poco por tratarse de una relación 1.000 a 1 vs relaciones que van de 7.500 a 14.000 a 1 en el caso de las leches en polvo y los quesos de distinto grado de humedad.
Por lo tanto sobre este primer “mito” vale preguntarse si fue solo la demanda china la que sotuvo los precios o si fue un fenómeno más global.

Mito 2: “Las exportaciones australianas a China van a caer por la tensión política entre ambos países”

Las importaciones chinas de productos lácteos desde Australia a China crecieron 4,0% respecto de 2019 a 220.744 Tn.  En este caso el “mito” no es para reflexionar acerca de él, simplemente no fue así. Se podría especular respecto de que las importaciones fueron mas importantes en el primer semestre cuando todavía no había empezado el conflicto diplomático. En el segundo semestre China importó 58,7% más productos lácteos desde Australia que en el primero.

Mito 3: “En los últimos meses del año las importaciones de leche en polvo pueden caer porque están sobreestoqueados”

Las importaciones de leche en polvo entera a lo largo del año se mantuvieron relativamente estables respecto de 2019 hasta el último biemestre. En noviembre y diciembre el gigante asiático bajó el 24 % las importaciones de leche en polvo entera respecto del año anterior en 31.354 Tn.
Este comportamiento del mercado de leche en polvo entera, donde el principal driver como es la demanda china es bajista, no parece estar en línea con la tendencia firme de los precios internacionales y se presta a todo tipo de especulaciones.
¿Cambia el mix de productos al que se destina la leche?
¿Estarán los exportadores, fundamentalmente los de Oceanía buscando diversificar mercados y no concentrarse tanto en China?
¿Será, como especularon varios analistas, que los chinos tienen mucho stock acumulado?
¿Estarían esperando a enero cuando hay una “ventana” para importar con aranceles mucho más bajos?
¿Si el volumen importado baja y los precios suben, no será que el problema no pasa por el sobrestock de China sino por bajo stock de Oceanía?

Como en una partida de pocker, quedaron a la vista varias cartas de la mano anterior y se termina de jugar la mano que quizás sea la más importante del año, la que definió las importaciones de enero generando todo tipo de especulaciones.
En pocos días las cartas estarán sobre la mesa, pero la tendencia de los precios internacionales no muestran que haya un problema en el balance oferta-demanda y China juega un rol determinante en esa demanda.

Compartir noticia:

Diseñado por EstudioSol

Abrir chat