PBI vs consumo global de lácteos

PBI vs consumo global de lácteos
PBI vs consumo global de lácteos

Hay razones que explican por qué los precios de los commodities lácteos no bajaron a pesar de estar frente a una de las caídas del PBI más importantes de la historia

El PBI per cápita es una de las variables que mejor correlaciona con el consumo de litros de leche equivalentes.

En el siguiente gráfico de dispersión se relacionan el PBI/cápita mundial en moneda constante desde 1960 hasta 2019 informado por el Banco Mundial (para 2020 se estimó una caída de -4,5% respecto de 2019) con el consumo mundial de litros equivalentes que surge de la producción estimada año a año por FAO desde 1060 mas/menos los litros equivalentes en stock calculados a partir de estimaciones del USDA. Para 2020 se estimó un crecimiento de la producción de 1% y la variación de los litros en stock estimada por el USDA no es significativa.

Como se puede ver en el gráfico, la relación es prácticamente lineal con un R2 de 0,97, que confirma que es una de las variables que mejor correlaciona con el consumo de lácteos.

Es también una explicación de por qué se hicieron los pronósticos que se hicieron cuando empezó la pandemia.

Que el PBI global iba a caer y mucho, ya en marzo era un dato y que la producción de leche iba a estar entre estable o con un crecimiento muy leve también.

Cualquiera que mire el gráfico y vea como en 2020 hubo un consumo muy por encima de lo que sería normal para ese nivel de PBI/cápita podría concluir y con argumentos que los precios seguramente cayeron y mucho.

Sin embargo esto no ocurrió. Probablemente haya más de un motivo, pero el más importante y que seguramente explica en buena medida por qué los pronósticos fallaron fue todo lo vinculado a la ayuda de los gobiernos, tanto emitiendo moneda como difiriendo impuestos.

De acuerdo con un documento del FMI publicado en octubre, se estima que la suma de el aumento del gasto y la disminución de la recaudación a nivel global representará en 2020 un 5,9% del PBI mundial.

Esos fondos serían los que explicarían en mayor medida por qué los precios se sostuvieron a pesar de la caída del PBI en un contexto de producción de leche estable y sin que se acumularan grandes stocks.

Estas son algunas de las variables a seguir en 2021, PBI, ayudas y su impacto en el consumo de lácteos, en un mundo en el que la pandemia parece estar lejos de haber terminado.

Compartir noticia:

Diseñado por EstudioSol

Abrir chat